Salón del Manga de Barcelona 2019: yaoi, gore y eroguro

Touka Kirishima

La diversidad dentro del manga y el anime es amplia y da para todos los gustos, algo que ha sido tenido en cuenta para durante el Salón del Manga de Barcelona. Temáticas tabú, como el incesto, el consumo de drogas, la pederastia y las relaciones homosexuales entre adolescentes pueden verse dentro de este tipo de género, expuestos de un modo menos grotesco en comparación a otro tipo de arte.

Autores como Keiko Takemiya, revolucionaron el género manga japonés, con la introducción del concepto yaoi o boys love, donde las relaciones entre chicos son creadas por mujeres y están dirigidas expresamente al público femenino que, en contraposición con lo que podría pensarse, se estima que es un público heterosexual, con un claro interés por el sexo opuesto llevado a su perfección más absoluta. Son recurrentes las bellezas andróginas y la fragilidad sometida por la personalidad dominante en vez de por la clasificación sexual.

XXV Salón del Manga de Barcelona: yaoi, gore y eroguro

Hasta la década de los 70, estaba mal visto en Japón que las mujeres fuesen creadoras profesionales de manga, a pesar de ser lectoras activas. A partir de su incorporación al mercado, la producción de obras para consumidoras femeninas ha ido en incremento.

Una de las figuras más representativas líderes de este cambio es Keiko Takemiya (Harada), una consagrada dibujante, creadora de varios manga del género shõjo y yaoi, como “Color Recipe” dirigido al público adulto con explícito contenido de hard porno.

Milk Morinaga, autora de ‘Girl Friends‘ y experta en el género yuri (relaciones homosexuales entre chicas) es otra reconocida y aclamada autora, que ha acaparado la atención de Planeta Comic, quienes además de tener la licencia de tres clásicos del manga (Dragon Ball, Naruro y One Piece) han demostrado un gran interés por otros géneros y nuevas tendencias.

Este año se orientan al yuri publicando títulos como “Girl Friends” y “Bloom into you”, de la mangaka Nakatani Nio.

España está cada vez más abierta a asimilación de nuevas propuestas a la par que acoge a los clásicos. El recién concluido XXV Salón del Manga de Barcelona, se ha convertido en expositor de la cultura nipona, donde se dan cita decenas de tendencias y subgéneros pudiendo encontrar obras de maestros como:

Osamu Tezuka: creador de clásicos como Astroboy (Tetsuwan Atom)

Milk Morinaga: yuri

Keiko Takemiya: yaoi y hard porno

Shuehiro Maruo: EroGuro (erotismo grotesco). No apto para todos los públicos al igual que Shintaro. Autor de títulos como 少女椿: La Chica de las Camelias.

Shintaro Kago: exponente del gore explícito, autor de obras tan polémicas como 正しい変態性欲 (Corrector de deseos sexuales pervertidos).

Toshio Maeda: eroguro. Precursor del hentai (porno manga), el shokushu zeme o violación por tentáculos. Autor de obras conocidas dentro del hentai, como La Blue Girl una serie desarrollada en seis volúmenes manga, que ha sido llevada tanto al anime, al cine y a la televisión.

Los tentáculos fueron un recurso alternativo que buscaba escapar de la censura japonesa (donde se prohíbe dibujar genitales y es necesario difuminarlos o pixelarlos) muy recurridos en todo tipo de géneros. La violación por tentáculos, se apoya en la pintura y el ukiyo-e japoneses. Se trata de un concepto que puedes encontrar tanto en manga como animes de orientación hentai combinado con horror. Dentro de este género erótico, varias criaturas provistas de tentáculos, violan tanto a personajes femeninos jóvenes como a hombres, siendo este caso menos común, o mantienen penetración consentida. Se puede ver combinado con el acto de dominar, el bondage y la humillación sexual.

En animes de otros géneros también puedes encontrarlo. Un ejemplo lo tienes en “Shokugeki no Souma”, donde el orgasmo se vincula a la gastronomía y al placer de comer, siendo una comedia sin mayor implicación sexual.

Shokugeki no Souma anime

Esperamos impacientes el próximo Salón del Manga de Barcelona, con el que disfrutar de nuevas propuestas.

Ver más información del XXV Salón del Manga de Barcelona 2019.